Las investigaciones publicadas han mostrado repetidamente que el entrenamiento en meditación y relajación puede ser un poderoso auxiliar al tratamiento médico tradicional para varias enfermedades. El Programa REDEA de Reducción de Estrés basado en mindfulness (atención plena) incorpora los elementos críticos de todos estos programas de meditación y relajación, y lleva el proceso de sanación un paso más adelante. Una característica central del programa es la enseñanza de un método efectivo que invita al paciente a aplicar y desarrollar la atención plena (atención momento a momento, sin juicios ni expectativas) y estrategias de afrontamiento basadas en la atención plena, en su vida cotidiana. A los pacientes en el programa se les enseña a percatarse y desarrollar sus propios recursos para favorecer su salud, volviéndose así más resilentes ante el estrés, característica que se asocia a una mejor salud a lo largo del ciclo vital.

 
médicos-reducción-estrés
 
El Programa de Reducción de Estrés ha estado a la vanguardia de la medicina mente/cuerpo (integrativa) por 28 años, y es representativo de lo mejor de la medicina integrativa, preventiva y participativa. Más de 14,000 pacientes diagnosticados con todo tipo de enfermedades han completado con éxito el programa, y 1,400 médicos han referido pacientes al programa. Las evaluaciones publicadas sobre los resultados médicos producto de la participación en el programa, han mostrado una reducción del 35% en el número de síntomas médicos, y una reducción del 40% en síntomas psicológicos (estable a lo largo de 4 años) (Kabat-Zinn, 1982, 1985, 1986, 1992, 1998; Miller et al., 1995, etc.).
 
gráfica-reduccion-estres
 
Los pacientes que asisten al programa no son separados de acuerdo a su diagnóstico, de manera que estos resultados aplican a todas las categorías diagnósticas de los participantes.
La Academia Americana de Médicos Familiares estima que casi dos tercios de todas las visitas al médico familiar se deben a síntomas asociados al estrés. Investigaciones recientes indican que hasta el 60% de las visitas al doctor son hechas por gente con desórdenes no diagnosticables (el “sano preocupado” (Sobel, 1995), y muchos de los síntomas presentados se relacionan con el funcionamiento psico-social del paciente (depresión, ansiedad, aislamiento social, trabajar en exceso, etc. (Kroenke y Mangelsdorff, 1989). Se ha encontrado que por lo menos un tercio de los pacientes con dolor en el pecho con arterias en condición normal sufren de trastornos de pánico (Kushner, 1989).
El entrenamiento en atención plena ha mostrado ser efectivo para tratar estos síntomas (Kabat-Zinn, 1982, 1985, 1986, 1992, Miller, 1995, etc.), además las investigaciones muestran una reducción en la necesidad de servicios clínicos después del entrenamiento en meditación (Kabat-Zinn, 1987; Hellman, 1990; Caudill, 1991a, 1991b; Tate, 1994 y Orme-Johnson, 1994).

 
     
 
Desde su fundación en 1979, más de 14,000 personas han completado el Programa de Reducción de Estrés y han aprendido a utilizar sus recursos y habilidades innatos para responder más efectivamente al estrés, el dolor y la enfermedad. El objetivo central del Programa de Reducción de Estrés es el entrenamiento intensivo en el desarrollo de la atención plena y su integración en los retos de la vida cotidiana.
 
     
     
 
El entrenamiento en meditación ha demostrado reducciones en la presión arterial en cantidades comparables a los cambios producidos por medicamentos y otros cambios en el estilo de vida, tales como pérdida de peso, restricción de sodio e incremento en el ejercicio aeróbico (Schneider, 1995)
     
     
 
Una investigación con pacientes con cáncer demostró que el programa de reducción de estrés disminuyó efectivamente trastornos del estado de ánimo (65%), incluyendo depresión, ansiedad, ira y confusión, y también disminuyó los síntomas de estrés (cardiopulmonares y gastrointestinales) (Speca, 2000). La nausea y el vómito debido a la quimioterapia también se inhiben (Green, 1991)
     
     
 
La meditación de atención plena ha mostrado reducciones en la experiencia del dolor de los pacientes. También, la alteración en los estados de ánimo y la sintomatología psicológica (incluyendo ansiedad y depresión) se han reducido. El uso de medicamentos para el dolor disminuyó y los niveles de autoestima aumentaron. Estos cambios fueron contrastados con los de un grupo en tratamiento en una clínica del dolor, en donde no hubo cambios en estas dimensiones (Kabat- Zinn, 1982, 1985). Dichos cambios se mantuvieron casi en su totalidad al realizar el seguimiento 4 años después (Kabat-Zinn, 1987).
     
     
 
El entrenamiento en atención plena tuvo como resultado mejoras clínicamente significativas en la condición física y en las esferas psicológica y social (Kaplan, 1993; Goldenberg, 1994).
     
     
 
El entrenamiento en meditación redujo significativamente los niveles de glucosa en pacientes con diabetes tipo I, controlada inadecuadamente (Mcgrady, 1991).
     
     
 
El entrenamiento en meditación ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de esta condición (Keefer y Blanchard, 1992, 2000).
     
     
 
El entrenamiento en atención plena ha demostrado reducir de manera clínicamente significativa los síntomas de la ansiedad, distrés psicológico y depresión secundaria (Kabat-Zinn, 1992). Dichos cambios se mantuvieron en el seguimiento, 3 años después (Miller, 1995)
     
     
 
El entrenamiento en relajación ha demostrado mejorar el bienestar psicológico y la frecuencia de los ataques de asma, así como la adherencia al tratamiento (Devine, 1996). También ha demostrado tener un efecto benéfico en la disnea y el bienestar psicológico en adultos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (Devine y Pearcy, en prensa).
     
     
 
Las investigaciones han demostrado que la meditación de atención plena incrementa las tasas de remisión de las lesiones cuatro veces, cuando se usa en conjunción con fototerapia y fotoquimioterapia (Kabat-Zinn, 1998).
     
     
 
La meditación ha demostrado reducciones en los dolores de cabeza (Anastasio, 1987)
     
     
 
Las habilidades derivadas del entrenamiento en atención plena y la terapia cognitiva han sido efectivas al reducir la recurrencia de episodios depresivos mayores en pacientes que han recibido tratamiento para la depresión (Teasdale, 2000).
     
     
El programa de reducción de estrés ha mejorado significativamente la calidad de vida. (Estatus funcional, bienestar, reducción en síntomas físicos, distrés psicológico)(Reibel, 2001).
 
 
programa-reducción de estrés comunícate-reducción de estrés
 
 
Contáctanos
 
* Requerido
* Requerido
*Campos requeridos
 
 
 
empresas-reducción estrés
 
 
dudas- reducción estrés
 
 
médicos-reducción estrés